Image alt

¿Qué está pasando en Malí?

Por redesa,

el miércoles, 12 de enero de 2022

Mali

En el año 2020 Assimi Goita, comandante de las fuerzas especiales del país, de las figuras determinantes en el derrocamiento del entonces presidente Boubacar Ibrahim Keita. El golpe de Estado dio comienzo a un período de transición, el cual se produjo un nuevo cambio en el poder. En mayo de 2021, Goita encabezó otro golpe de Estado que puso el poder en sus manos.

Los presidentes y otros altos representantes de los países miembros de la organización se reunieron el 9 de enero y tomaron la decisión de cerrar sus fronteras terrestres y aéreas con Mali, suspender la ayuda financiera y todas las transacciones comerciales con esa nación excepto las esenciales, que están relacionadas con alimentos, medicinas, petróleo y electricidad, así como congelar los activos de las autoridades malienses en los bancos de la CEDEAO. También anunciaron que harán consultas a sus embajadores de Bamako.

Los miembros de esa comunidad económica dijeron que adoptaron tales medidas después que las autoridades de Mali establecieran una nueva fecha límite para las elecciones presidenciales, que debían celebrarse en febrero del año 2022, para situarlas en 2026.

La organización dijo en un comunicado que califica “totalmente inaceptable” la fecha dicha, y sostuvo que eso “simplemente significa que el ilegitimo Gobierno militar de transición retendrá al pueblo maliense como rehén durante los próximos cinco años”.

Las medidas solo serán canceladas, cuando “finalice un aceptable plazo de elecciones y se hagan progresos para implementarlo”, muestra el documento.

El líder interino también dijo que “hay preocupación por las consecuencias” de las medidas adoptadas por esa entidad. “Les aseguro a todos que estamos tomando acciones para enfrentar este desafío”, afirmó.